Diario de una reforma. Capítulo 18. Ya que no podemos comernos los neones por lo menos, los movemos

Una gran idea. En vez de cambiar toda la iluminación del techo, juguemos con la que hoy tenemos. Es más recurrente y para mi eso tiene más valor que comprar algo nuevo. El encanto de lo sencillo, de lo original del diseño low cost.

Los neones esos, que son como una pedrada en un cristal, quedarían muy decorativos e integrados en el interiorismo si jugamos a dibujar un zig zag con ellos.

Este si que es un recurso low cost, la mar de divertido y bien intencionado.

Os subo fotos de esta decoración en el techo convirtiendo un recurso tan aburrido como un neón, en una línea zigzagueante y sugerente que compone y decora un espacio. En este caso, el pasillo central o zona de distribución de salas donde, además, está colocada la recepción.

Quedará chulo y original en la zona. Quedará muy bien!

Os espero aquí en el blog, apoyándome, comentando y enviándome lo que se os ocurra.

Besos para todos

Anuncios
2 comentarios
  1. Mar dijo:

    Una idea muy brillante, ¡SIN DUDA!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s